Ayudas para el baño

Si una persona, por problemas de movilidad o por la edad, logra entrar en la ducha, pero le resulta difícil quedar de pie durante el tiempo en que se baña, una ayuda para la ducha es la respuesta a este problema. Éste es solamente un ejemplo de la utilidad de las ayudas para discapacitados realizadas para facilitar la movilidad en el aseo. De hecho, a veces los puntos de soporte como las manijas no son suficientes para garantizar la seguridad del usuario y resultan necesarias otras ayudas como asientos para ducha, taburetes para cuarto de baño o asientos elevados para facilitar la experiencia de personas ancianas, personas con problemas de movilidad y de las personas que las cuidan.

Restablecer filtros

Ámbito de uso

Accionamiento

Instalación

Material

¿Tiene alguna pregunta sobre este producto? Contáctenos ahora, le responderemos lo antes posible:

Contáctenos